Katie Ledecky logra su cuarto oro y su segundo récord del mundo y es la reina de la natación en las Olimpiadas de Río 2016

Natación Noticia

http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-37030635

Katie Ledecky logra su cuarto oro y su segundo récord del mundo y es la reina de la natación en las Olimpiadas de Río 2016

  • 13 agosto 2016
Katie LedeckyImage copyrightAP
Image captionKatie Ledecky ha logrado cuatro oros, una plata y dos récords del mundo en Río 2016

El duelo por ser la reina de la piscina en los Juegos Olímpicos de Río 2016 tiene vencedora: la estadounidense Katie Ledeck, que se va de la capital carioca con 4 oros y una plata, con dos récords del mundo.

La húngara Katinka Hosszu “sólo” fue plata este viernes en los 200 metros espalda, por detrás de la estadounidense Maya Dirado, con lo que se queda con tres oros y una plata.

Hosszu también consiguió su récord del mundo, uno de los momentos más memorables de estos Juegos Olímpicos.

Hasta este viernes continuaban mano a mano, pero la estadounidense, de 19 años, conquistó su cuarto oro en la prueba de 800 metros estilo libre, por lo que su balance es superior al de Hosszu.

Con sus 19 años y dos Olimpiadas ya en su carrera, Ledecky se perfila para seruna de las grandes nadadoras de la historia.

Este viernes venció con facilidad una prueba que dominó desde el principio y que venció con un récord mundial de 8:04.79, mejor que su anterior récord de 8:06.68 establecido en enero.

Hosszu y LedeckyImage copyrightGETTY IMAGES
Image captionHosszu o Ledecky han protagonizado un duelo en la distancia por ser la reina de la piscina.

La única mujer que anteriormente había vencido en las pruebas de 200, 400 y 800 metros estilo libre en los mismos Juegos fue la estadounidense Debbie Meyer en 1968.

Remontada

El miércoles, la estadounidense ya había protagonizado una magnifica remontada en el relevo de 4×200 metros estilo libre y llevó a Estados Unidos a lo más alto del podium.

Ese fue su tercer oro, el segundo lo logró el martes, cuando consiguió vencer a la favorita del 200 m estilo libre, la sueca Sarah Sjostrom.

Katie LedeckyImage copyrightGETTY IMAGES
Image captionKatie Ledecky va camino de ser una leyenda de la natación.

Su triunfo se dio a pesar de que los 200 metros no son su especialidad, pues ella misma reconoce que le resulta demasiado demandante.

“Ha sido una carrera muy dura. Estoy bastante segura de que es en la que he estado más cerca de llegar a vomitar en medio de una carrera”, confesó tras la carrera.

“La 200 libres es una carrera mucho más estresante que la 400 o la 800. Siempre se siente bien cuando acaba”.

Ledecky en Londres 2012Image copyrightTHE PRESS ASSOCIATION
Image captionA sus 15 años., Ledecky se convirtió en la campeona olímpica de los 800 metros libres en Londres 2012.

La otra medalla de plata de estas Olimpiadas la ganó con el equipo estadounidense en la prueba de 4×100 metros estilo libre.

La “dama de hierro”

A la húngara Katinka Hosszu ya se la conoce como la “dama de hierro” en estas Olimpiadas, pues el poder que ha demostrado en cada competencia ha asombrado a muchos, pese a que este viernes no pudo suamr un nuevo oro en los 200 metros espalda.

HosszuImage copyrightGETTY IMAGES
Image captionHosszu ha mostrado una superioridad abrumadora.

Su triunfo contundente en los 400 metros individual combinados sorprendió al mundo, pues no solo fue la mejor de la competencia sino que bajó dos segundos el récord mundial de la prueba.

De hecho, cuando estaba en los últimos 100 metros, llegó a estar más de cinco segundos por debajo de la marca mundial, un momento pocas veces visto.

Luego de la frustración que tuvo en Londres 2012, donde no pudo conseguir ninguna presea, estuvo cerca de retirarse.

Su entrenador y esposo, Shane Tusup, a quien ha dedicado cada victoria, la convenció para seguir entrenando y llegar a Río, donde ella misma se prometió ir a “disfrutar”.

Katinka HosszuImage copyrightAP
Image captionKatinka Hosszu ha dedicado sus victorias a Shane Tusup, su entrenador y esposo quien la animó a seguir su carrera hasta Río 2016.

“Eso lo he conseguido ya, aunque espero que me queden muchas más noches de diversión”, bromeaba la húngara tras su primera medalla.

Y además de diversión, se ha colgado dos medallas doradas más: los 100 metros espalda y los 200 metros combinados en los que impuso un récord olímpico.

Al final, Ledecky le arrebató el trono de reina de la piscina.